Nissan inicia en Ávila una nueva etapa como fábrica de componentes

Nissan inicia este lunes una nueva etapa en su planta de Ávila, que después de seis décadas produciendo vehículos industriales, comenzará a funcionar como un centro de fabricación y distribución de piezas de recambio para la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi en Europa. Tras las vacaciones veraniegas, está previsto que comience a trabajar la mitad de los 450 empleados que integran la plantilla de la fábrica, después de que el pasado 8 de agosto saliera de la línea de montaje el último camión producido en sus instalaciones.

La nueva actividad comenzará con algo más de 200 empleados en las cadenas de montaje, si bien, tal y como explicó en su día el director de Operaciones de Nissan en Ávila, Javier Novo, toda la plantilla estará sometida a un proceso de «rotación» cada cuatro semanas aproximadamente. De esta manera se pretende que ningún trabajador consuma la prestación máxima de 720 días, durante el periodo de duración del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

En ese tiempo, la idea del Plan Industrial consiste en que cada año se vayan incorporando a la plantilla en torno a 50 trabajadores, de manera que a finales de 2023 se haya recuperado la totalidad de los 450 empleados que han trabajado hasta ahora. El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, ha expresado este domingo a los periodistas su confianza en que este proceso de transformación sea «positivo», ya que a su juicio va a hacer que Nissan sea «una fábrica más competitiva, con más posibilidades y con más garantía de trabajo para los trabajadores».

«Confío mucho en la Alianza Nissan-Renault-Mitsubishi y en la Junta en cuanto a que el proyecto diseñado para Ávila garantice el futuro de todos los abulenses», ha explicado Sánchez Cabrera, que se ha mostrado «muy optimista». En este sentido, Javier Novo ya aseguró que la «voluntad» de la dirección es buscar «nuevas actividades» para «llegar al pleno empleo antes de 2023».

Leave a Reply