¿Cuánto costó la rocambolesca fuga de Carlos Ghosn?

Recibir el año nuevo en Beirut y lejos de los tentáculos de la justicia japonesa ha tenido un elevado coste económico para el ex presidente de Nissan, Carlos Ghosn, cuya fortuna podría haberse reducido en un 40%, según cálculos de Bloomberg, tras la rocambolesca fuga que protagonizó hace unos días.

De entrada, salir del país le costó al magnate perder los 14 millones de Dólares que había depositado como fianza, y que por supuesto ya nunca recuperará a menos que regrese a Japón, sea juzgado y resulte libre de cargos.

Además, a esta cifra hay que sumar alrededor de 325.000 Dólares para pagar el jet privado con el que se trasladó desde Osaka a Estambul, junto con los millones de Dólares para su extracción en varios países que habrían hecho falta para pagar a un equipo de hasta 25 personas durante medio año, encargadas de planificar la fuga, según un experto en seguridad privada contactado por Bloomberg y que ha pedido no ser identificado. 

Según los cálculos del Bloomberg Billonaire Index, tales salidas de fondos han visto reducirse la fortuna de Ghosn en un 40% desde que fue arrestado hace más de un año en el aeropuerto Haneda de Tokio. Ahora, se calcula que su fortuna es de aproximadamente 70 millones de Dólares, por debajo de los 120 millones de Dólares en el momento de su primera aparición en los juzgados hace más de un año.

En su primera comparecencia pública tras la huida, el ejecutivo cargó contra el sistema judicial japonés y denunció lo que calificó de «complot» contra su persona. Además, dijo que huyó por la posibilidad de quedarse cinco años más en prisión, ante la perspectiva de que no saliera el juicio y el no poder ver a su mujer Carole, luego de reiterar que está preparado para ser juzgado en cualquier otro lado, siempre que el proceso sea «justo». 

La caída de Ghosn le ha supuesto perder millones de Dólares. El año pasado, Nissan canceló la jubilación y la compensación vinculada a acciones y Renault dijo que no se beneficiaría de un acuerdo de no competencia que firmó en 2015, lo que incluía pagos ligados a acciones que estaban condicionados a su permanencia en la empresa. Muchos de los cargos en su contra se centran en pagos de jubilación, por un total de más de 140 millones de Dólares, que aún no había recibido.

Las autoridades pueden estar intentando confiscar algunos de sus activos. En Suiza, donde Ghosn realiza operaciones bancarias con Julius Baer Group, según los informes, las autoridades de este país recibieron una solicitud de asistencia legal de la Oficina del Fiscal de Distrito de Tokio hace un año, dijo una portavoz de la agencia que recibió el aviso. Examinó la solicitud antes de remitirla a la oficina del fiscal de Zurich en marzo. Un portavoz de la oficina del fiscal de Zurich se negó a comentar sobre la naturaleza de la solicitud o lo que están haciendo con ella.

El magnate ha prometido limpiar su imagen, lo que podría suceder si finalmente acepta la oferta que tiene encima de la mesa para publicar un libro, aunque lo que el mismo ha descartado es que haya vendido los derechos de su historia a Netflix. 

Leave a Reply