Países del G20 se esfuerzan para estabilizar el mercado petrolero

En la noche de este viernes, el Gobierno ruso anunció que el pacto en la OPEP+ (Organización de los Países Exportadores de Petróleo) se había alcanzado con éxito tras unas 10 horas maratónicas de negociaciones el jueves. Y recortarán 10 millones de barriles de petróleo de la producción diaria.

La reducción se realiza tras una guerra de tarifas iniciadas entre Rusia y Arabia Saudí que no aceptaron bajar su ritmo de producción y, al contrario, lo aumentaron. Esto causó una caída mayor del precio.

Además, tras la pandemia, la situación empeoró doblemente. Ahora el grupo de los 20, que abarca las naciones industrializadas y emergentes, también ha mencionado en un comunicado final la necesidad de restablecer el mercado petrolero.

Sin embargo, México, que había aceptado la reducción en el OPEP+, rechazó la cuota acordada del 23 por ciento de la producción, renovando los temores de más inestabilidad.

Si no se reduce la producción, en mayo y junio, habrá un superávit de 15 millones de barriles diarios que sería un nuevo chopque. En este sentido, en una decisión rara, el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que su país ayudaría a México, compensando el resto del recorte que debe hacer.

La decisión colectiva de los líderes mundiales para estabilizar el mercado ocurre en momentos difíciles de la lucha contra la pandemia, una etapa que, según las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial, será aun más difícil debido a una próxima recesión peor que la Gran Depresión de 1929.

fdd/nii/

Leave a Reply