COVID-19 causa crisis sin precedentes en el mundo laboral

Aún que la lucha contra la pandemia del coronavirus no ha terminado, el mundo ve con gran preocupación la crisis laboral derivada de ella.

Según estimaciones de la Organización Mundial de Trabajo (OIT), millones de puestos de trabajo se van a destruir.

Para buscar maneras de recuperar lo antes posible estas pérdidas, este organismo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha planeado un foro en el que 50 líderes mundiales intercambiarán opiniones durante tres jornadas. En el primer día de los debates, todos los ponentes han sostenido que una crisis global de esta magnitud, requiere una respuesta global coordinada.

Este llamado a la unidad, llega mientras la considerada primera potencia mundial, liderada por Donald Trump, sigue el camino opuesto al multilateralismo.

La última muestra de ello, el anuncio de este martes de su salida de la Organización Mundial de Salud (OMS).  La retirada del mayor donante a esta entidad, perjudicará aún más los esfuerzos hacia una respuesta adecuada a una pandemia que ha matado a más de medio millón de personas. Una medida que ha generado el rechazo de países como Alemania y España.

Otro palo en la rueda de esta respuesta coordinada, ha sido las sanciones unilaterales de Estados Unidos. A pesar de la exigencia de la ONU y otras organizaciones internacionales, Washington no solo alivió sus medidas coercitivas en tiempos del coronavirus, sino que también las aumentó contra países como Irán, Siria, Venezuela y Cuba.

La crisis sanitaria se ha convertido en unas de las mayores pruebas para la cooperación internacional en décadas. Muchos líderes y organismos han recordado a la Administración de Trump que o ganamos todos o no ganará nadie. Hasta el momento, el inquilino de la Casa Blanca ha hecho oídos sordos a estas advertencias.

akm/mkh

Leave a Reply