Brasil en esta década crecerá menos que en los últimos 120 años

Brasil tendría en esta década el crecimiento medio de su PIB más bajo de los últimos 120 años, con una media entre 2011 y 2020 de apenas el 0,9 %, según un estudio.

A falta de conocer el resultado del Producto Interno Bruto (PIB) brasileño en 2019 y en 2020, la previsión del estudio divulgado el lunes por la Fundación Getulio Vargas (FGV) es que en esta década presente, Brasil tendrá un crecimiento más bajo que el que tuvo en la década de 1980, conocida como la década perdida, cuando el PIB avanzó una media del 1,6 % anual.

El flojo desempeño de la economía brasileña esta década se explica por el empeoramiento de las condiciones macroeconómicas de Brasil, conforme a FGV.

Desde 2014, la mayor economía de América Latina ha tenido sucesivos déficits en las cuentas públicas, lo que llevó a un aumento acelerado de la deuda del país y con ello, una desconfianza sobre la salud financiera, afectando la tasa de crecimiento de la economía.

[embedded content]

Entre 2015 y 2016, Brasil vivió la peor recesión económica de su historia, con un crecimiento negativo del PIB del 3,5 % y 3,3 % respectivamente. Algo similar sucedió durante 1930 y 1931.

La salida de la recesión ha sido más débil de lo esperado y en 2017 y 2018 la economía brasileña creció apenas un 1,1 % en ambos años. Para 2019 la previsión del mercado financiero es que el PIB brasileño crezca un 2 %.

Además de los problemas estructurales de la economía brasileña, otros factores puntuales perjudicaron la recuperación económica de Brasil, agrega el estudio que a su vez precisa que el año pasado, la huelga de camioneros en el mes de mayo, que paralizó todo el país, y la incertidumbre sobre las elecciones de octubre afectaron la actividad económica. También afectó la desaceleración económica de Argentina, principal socio comercial de Brasil en Sudamérica, apunta FGV.

Para acelerar el crecimiento en los próximos años, el estudio recomienda que el Gobierno del ultraderechista presidente brasileño, Jair Bolsonaro, debería resolver la cuestión de las maltrechas cuentas públicas brasileñas, principalmente, la reforma de la seguridad social y pensiones, considerada clave. Si tira adelante, podría generar inversiones que acelerarían el crecimiento económico.

krd/ktg/mjs

Leave a Reply