El dólar baja y sube por irregularidad en la inyección de euros

Foto: Archivo

En el transcurso de este primer mes del año la inestabilidad en el mercado cambiario se ha mantenido como una constante. Consecuentemente, el precio del Dólar presenta repuntes pronunciados para luego, sin embargo, caer. Después sube con mayor fuerza.

Al respecto, el economista y diputado José Guerra explicó a El Nacional los motivos de los constantes altibajos que ha habido este mes en lo que se refiere al precio del Dólar.

Al comienzo del año, la moneda estadounidense mantuvo una espiral alcista que la llevó a pasar de 56.122,06 bolívares el 30 de diciembre a 73.321,90 bolívares el 3 de enero. Es decir: en dos jornadas contables hubo un incremento de 17.199,84 bolívares.

Esa tendencia al alza se mantuvo hasta el lunes 6 de enero cuando la divisa se cotizó en 79.103 bolívares.

Guerra explicó que la razón principal de ese fuerte aumento fue la emisión de petros por parte del régimen de Nicolás Maduro.

«La emisión de petros influyó en el aumento del Dólar porque ese petro que el consumidor utilizó, el comerciante lo cambió por bolívares y los destinó a comprar Dólares. Entonces eso se tradujo en que había bolívares buscando Dólares escasos. Lo que se produjo esos primeros días de enero fue el efecto rezagado de finales de diciembre cuando se pagó el petro», señaló.

Bajas insostenibles del Dólar

La semana pasada se dio la primera baja en el precio del Dólar en lo que va de año. El martes 7 de enero se produjo un descenso de 7.944,67 bolívares y el miércoles disminuyó otros 9.780,62 bolívares. Se ubicó, así, en 61.377,71 bolívares.

En ese momento el parlamentario señaló en Twitter que la caída en el valor de la moneda estadounidense no se mantendría por mucho tiempo. En efecto, las tres jornadas siguientes presentaron alzas.

«Yo advertí la semana pasada que la baja del Dólar era transitoria porque lo que sucedió fue que el Banco Central de Venezuela estaba ofertando Euros a precios bajos con la idea de bajar el precio del Dólar», indicó a El Nacional.

En ese sentido, explicó que una inyección de la moneda Europea incide en una disminución del valor de la moneda estadounidense porque quien necesita Dólares puede comprar los Euros y luego cambiarlos fácilmente en el mercado internacional.

«Pero eso es transitorio porque el BCV no tiene el músculo financiero para (aguantar) una intervención continua de Euros. En efecto, entre el jueves y el viernes la tasa de cambio estalló», señaló.

El jueves 9 de enero la moneda norteamericana sobrepasó nuevamente los 70.000 bolívares y el viernes ascendió a los 81.578,06 bolívares. Es decir: hubo un repunte en dos días equivalente a 20.200,35 bolívares.

La tendencia al alza se mantuvo el lunes, cuando llegó a 82.896,49 bolívares. No obstante, al día siguiente hubo un descenso de 11.185,56 bolívares y cerró en 71.710,93 bolívares.

En esta ocasión, la caída no se mantuvo, ya que este 15 de enero hubo un incremento de 5.433,87 bolívares. Se cotizó en 77.144,80 bolívares.

Aumento del salario

El viernes pasado se decretó un aumento del salario, el cual pasó de 150.000 bolívares a 250.000 bolívares, mientras que el bono de alimentación se incrementó de 150.000 bolívares a 200.000 bolívares. En total, el salario integral pasó de 300.000 bolívares a 450.000 bolívares.

Sobre el aumento del sueldo, José Guerra indicó que es de esperarse que tenga un efecto sobre la economía.

«Cuando aumenta el salario hay un efecto en la economía. No es que los trabajadores salgan a comprar Dólares con lo poco que les dan. Lo que ocurre es que los trabajadores van a comprar, los comerciantes empiezan a agrupar esos bolívares y salen a comprar productos importados para reponer inventario. Eso fuerza el aumento del Dólar», explicó.

«Además, los comerciantes también compran Dólares para no tener esa masa de bolívares en la caja. Por todo eso aumenta el Dólar y también suben los productos», agregó.

@DeisyKarina8



Fuente:

Leave a Reply