Coronavirus vuelve a sacudir bolsas internacionales y levantar el dólar

El ánimo de los inversionistas globales, que parecían haber empezado a internalizar la expansión del coronavirus en el mundo, se volvió ayer a deteriorar. Y las principales plazas bursátiles del mundo, ya golpeadas tras un par de semanas turbulentas, se tiñeron de rojo, sobre todo en Estados Unidos y Brasil.

En medio de un aumento en las restricciones en distintos países por el Covid-19, una subida en los casos fuera de China, incertidumbre sobre el impacto que tendrá en la economía global y advertencias sobre el efecto en los resultados de las empresas, el Dow Jones bajó 3,58%, mientras que el S&P 500 se contrajo 3,39% y el Nasdaq otro 3,10%.

En América Latina, donde sólo Colombia se salvó, destacó el mal desempeño del mercado brasileño con una caída del Bovespa de 4,65%.

Los números rojos afectaron especialmente a grandes aerolíneas –uno de los sectores más expuestos al brote, dadas las restricciones de tránsito aéreo–, con Gol y Azul desplomándose 16,77% y 14,53%, respectivamente.

En Europa se vivió una situación similar: el CAC francés perdió 1,90%, mientras que el EuroStoxx paneuropeo bajó 1,67%, el FTSE inglés 1,62% y el DAX alemán 1,51%.

Asia, antes, había vivido una jornada distinta. Aliviada por una desaceleración del brote de la enfermedad respiratoria -al punto que se espera que no existan más contagio dentro de unas semanas, las acciones de China saltaron 2,23%, alcanzando su mayor valor desde febrero de 2018.

El Hang Seng ganó 2,08% y el Nikkei japonés se apreció 1,09%.

La otra cara de la caída bursátil fue una escalada en los activos considerados como refugios ante la volatilidad.

El oro, por ejemplo, escaló ayer 2,15% hasta US$ 1.672,49 por onza, su peak desde principios de febrero de 2013.

En medio del pesimismo, el bono del Tesoro de Estados Unidos a diez años vio caer su rendimiento a 0,914%, un nuevo piso en la historia reciente.

Dólar subió casi $ 7 El mercado nacional no escapó al nerviosismo y la marca quedó clara en el mundo cambiario.

Desde la apertura, el dólar se ubicó sobre la línea de los $ 820 para alcanzar un máximo intradía sobre los $ 826 y cerrar en $ 823,32, $ 6,56 más que en la víspera.

Este es el precio más alto para el dólar en Chile desde el 28 de noviembre pasado, cuando la divisa alcanzó los $ 828, su mayor nivel en la historia, lo que valió además la intervención del Banco Central.

La bolsa local también sintió ayer el golpe, con el referente nacional S&P IPSA retrocediendo un 0,97% hasta los 4.324,09 puntos, arrastrado principalmente por las bajas de más de 1% en los papeles de Banco de Chile, la serie B de SQM y Falabella.

De los 30 títulos que componen la nómina del selectivo, sólo tres lograron mantenerse a flote: AES Gener, la serie B de Andina y Colbún.

En el otro extremo, las bajas las protagonizaron CAP, que cayó 3,02% hasta $ 4.700, mientras que las acciones de ILC, Concha y Toro, CMPC, Ripley, Security e IAM la acompañaron con contracciones de más de 2%.

Hacienda ofrece «flexibilidad presupuestaria» a ministerios

Tras una reunión con los principales ministerios involucrados en la contención del Covid-19 en el país, el titular de Hacienda, Ignacio Briones, aseguró ayer que existe el objetivo de que todas las piezas del Gobierno funcionen articuladamente y ofreció «todas las flexibilidades presupuestarias para que puedan desempeñar adecuadamente su labor».
«Hemos sido claros con todos los ministerios, particularmente el de Salud, de decirles que cuentan con nuestro apoyo y de ahí la importancia de esta coordinación», aseguró.
Briones también enfatizó que seguirán con el apoyo a las PYME tras el 18 de octubre a través de proyectos de ley, inyección de medidas de liquidez y acceso al crédito. De acuerdo a sus dichos, todos estos instrumentos están plenamente disponibles.
Respecto a la reacción de los mercados internacionales ante el virus, hizo un llamado a la cautela y añadió que se debe analizar la evolución del proceso.



Fuente:

Leave a Reply