Cepo. Cómo comprar dólares más baratos, sin el 30% y de manera legal


Comprar bonos en pesos y venderlos en Dólares es una opción frente al cepo

En un contexto de fuerte restricción a la compra de Dólares, a lo que se sumó el
reciente impuesto del 30% sobre la operación, hacerse de moneda extranjera sin recurrir al mercado paralelo parece una misión imposible. Sin embargo, el llamado
«Dólar MEP» o «Dólar bolsa» es una alternativa frente a esas dos circunstancias.

Se trata de una operatoria en la que
se cambian bonos o acciones adquiridos en pesos por Dólares y no solo permite saltar el límite de compra de los US$200 mensuales, sino también adquirir la moneda extranjera a una
cotización más conveniente que la oficial. Es, de algún modo, una rareza generada por el reciente impuesto PAIS (que funciona como una devaluación de hecho), porque en los escenarios de cepo la cotización del MEP suele dispararse por encima de la oficial.

Si le suma el 30% del impuesto PAÍS que aplica sobre la compra de moneda extranjera al tipo de cambio oficial minorista (que es de $63) el
Dólar turista se ubica en los $81,90. Al mismo tiempo,
el Dólar MEP se vende a $75,15.


Para comprar Dólar MEP hace falta tener una cuenta comitente Fuente: Archivo

¿Cómo es la operatoria?

Para poder comprar Dólar MEP hace falta tener una
cuenta comitente, que permite intercambiar títulos y acciones. Es el vehículo necesario para que un inversor opere en la bolsa. Para abrir este tipo de cuentas, las personas deben acercarse a un
agente de liquidación y compensación (ALyC).

Además de la cuenta abierta en la casa de bolsa es necesario tener una cuenta bancaria donde «fondearla». De ahí provendrán los pesos para iniciar la operación y ahí terminarán los Dólares comprados. Algo importante: ambas cuentas tienen que corresponder al
mismo titular.


El cepo fue establecido por el Banco Central en septiembre pasado Fuente: Archivo

Desde la cuenta bancaria se transfieren a la cuenta abierta en la casa de bolsa la cantidad de pesos que se quiere convertir en Dólares (que pueden provenir de ahorros o de
plazos fijos que hayan vencido, por ejemplo) y se le da la instrucción al operador de que con esos pesos se compre Dólar MEP.

El operador, entonces, toma los pesos y compra un
bono argentino que cotice en las dos monedas como, por ejemplo, el Bonar 2024.
Según una regulación de septiembre pasado, se deben esperar cinco días (período conocido como
«parking») y luego se puede vender ese título, pero contra Dólares.

Esos Dólares pueden volver al
home banking si fuera necesario. En estas operatorias no corre el límite de los US$200 porque
no se trata de una operación cambiaria propiamente dicha, sino de una compra y venta de bonos.

ADEMÁS

Fuente:

Leave a Reply