Vesuvius descarta aplicar el ERE un año, pero baraja aplazarlo si se negocia

La dirección de Vesuvius ha rechazado la propuesta trasladada este sábado por el comité de empresa para que el ERE en las factorías de Langreo y Miranda de Ebro se aplicase durante un año, aunque se ha mostrado dispuesta a aplazar el que ha presentado para favorecer un acuerdo. Empresa y sindicatos han mantenido este sábado una nueva reunión en el Servicio Asturiano de Solución Extrajudicial de Conflictos (SASEC) para tratar de acercar posturas ante el expediente de regulación de empleo que la multinacional británica ha presentado para cesar la actividad en ambos centros, que dan empleo a 128 trabajadores.

A falta de dos días para que se cierre el periodo de consultas del ERE, el grupo británico dedicado a la fabricación de material refractario de uso siderúrgico ha mostrado su disposición a ampliarlo «si los representantes de los trabajadores acceden a negociar concretamente durante dicha extensión los términos de aplicación del ERE planteado». En principio, y a falta de que se concrete si se amplia ese periodo de consultas, ambas partes volverán a reunirse el próximo lunes en la sede del SASEC para tratar de llegar a un acuerdo sobre los términos en los que se lleva a cabo el cese de la actividad industrial.

Tercera propuesta de la dirección

En la reunión de este sábado, festividad del Pilar, la dirección de Vesuvius ha presentado una propuesta con nuevas condiciones sobre el ERE que pretende aplicar a la mayoría de la plantilla ya que, en su planes sólo prevé que una veintena de empleados se mantengan en labores comerciales.

Ésta es la tercera propuesta que plantea la empresa, tras haber visto esta semana rechazadas las condiciones planteadas en las dos anteriores por un comité de empresa que hoy pidió a la dirección que baraje la aplicación de un ERE temporal, «una medida muchísimo menos dañina y, en todo caso, reversible».

Con su aplicación, según señala CCOO en un comunicado, se podrían solucionar los problemas de sobrecapacidad en los que se basa la empresa para dejar de producir en España y centrarse en las factorías que tiene en República Checa, Polonia y Turquía. No obstante, la empresa ha descartado la propuesta sindical porque considera que con ella no se resuelven los problemas estructuras que está sufriendo la industria del acero europeo por un exceso de capacidad instalada «que obliga a los proveedores como Vesuvius a ajustar sus capacidades».

Para el comité de empresa, sin embargo, un ERE temporal sería lo más lógico para situaciones como la que dice atravesar Vesuvius, «y mucho más si tienen beneficios», como es el caso.

De forma paralela a las negociaciones, la plantilla de Vesuvius mantiene las movilizaciones, como la concentración que tiene previsto llevar a cabo este sábado frente a la catedral de Oviedo, donde desde el miércoles permanecen encerrados tres trabajadores de la factoría langreana en señal de protesta.

Leave a Reply