Preapertura: tímidas alzas en los futuros europeos con la vista puesta en la guerra comercial

La bolsa española ha abierto sin fuerza y su principal indicador, el Ibex 35, retrocede un 0,03%, lo que le deja en el filo de los 9.100 puntos. En el resto de Europa, el Cac de Paris gana un 0,% y el Ftse Mib italiano se anota el 0,2%, mientras que el Ftse de Londres retrocede el 0,3%. Una mañana más, los inversores vuelven a concentrar su atención en la guerra comercial. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha alimentado la incertidumbre sobre las conversaciones que comenzaron ayer con China, al mostrarse primero escéptico y luego optimista. 

Los inversores asiáticos han comprado la parte positiva de los mensajes, que pasan porque Trump ha dicho que las negociaciones «van muy bien», lo que ha impulsado al Nikkei a cerrar con una subida del 1,15%. Pero en Wall Street el optimismo es mucho más moderado y los futuros del S&P500 se anotan tan solo un 0,2%. Si es cierto que ha gustado mucho el hecho de que Trump informara de que se reunirá hoy con el vicepresidente chino Liu He, acabando con los rumores que tanto daño hicieron ayer al mercado de que los chinos regresarían antes de tiempo-

Claro que tampoco los inversores deberían tener las expectativas muy elevadas. La guerra comercial es uno de los temas que más preocupan, de acuerdo con los gestores de JP Morgan AM, pero no se resolverá a corto plazo. «Se habla ahora de un acuerdo limitado que podría ser ampliado cuando Trump se reúna en el mes de noviembre con el presidente de China, Xi», comentan los analistas de Link Securities. En su opinión, estas noticias sonaron a «música celestial» para el mercado. «Es una buena noticia si tenemos un acuerdo: evita lo peor», dice a Bloomberg TV Thanos Vamvakidis, jefe de estrategia global de Bank of America Merrill Lynch, aunque «todavía no hemos salido» del embrollo, apunta este experto. 

También es noticia hoy el Brexit, después de que el primer ministro británico, Boris Johnson y su homólogo irlandés, Leo Varadkar, hayan mostrado su optimismo en alcnzar un acuerdo respecto a la frontera entre las dos Irlandas, lo que propició que la libra esterlina escalara a máximos de dos semanas contra el dólar. 

Leave a Reply