Liberbank pone los dientes largos a Bankia con la recompra de acciones

El tira y afloja que durante meses se ha producido entre las estrategias de la banca con sus clientes y las recomendaciones de los supervisores bancarios tuvo una señal de paz el pasado lunes, cuando Liberbank anunció que había obtenido el visto bueno para poner en marcha un plan de recompra de acciones. El banco liderado por Manuel Menéndez ha anunciado que recomprará hasta 20 millones de euros en títulos, lo que representa hasta un máximos de un 2,04% de su capital.

Este movimiento puede abrir una puerta a que otras entidades financieras den vida a este tipo de programas; si obtienen la autorización del supervisor. Bankia es una de las que ya ha dejado ver que estaría interesada. Durante la presentación de resultados del tercer trimestre, José Sevilla, consejero delegado del banco, adelantó que no descartaba recurrir a este modelo para repartir parte del dividendo extra por exceso de capital comprometido en su plan estratégico.

Sevilla reconoció que los supervisores ya habían autorizado operaciones en Europa y en España quien ha roto el hielo ha sido Liberbank. El banco asturiano efectuará el programa hasta el 30 de diciembre de 2020.

La reserva extra de capital de Bankia rondaría los 700 millones y es uno de los puntos claves de su hoja de ruta a tres años. El banco, sin embargo, ya ha adelantado en varias ocasiones que para valorar cuándo lo reparte, tendrá primero que eliminar incertidumbres y la más importante ahora es la resolución del conflicto del IRPH. La banca está pendiente de la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) al respecto de este indicador hipotecario.

Bankia y Liberbank, una media para recuperar terreno

Los supervisores -el Banco Central Europeo y el Banco de España- llevan muchos meses insistiendo a la banca con que sea prudente con sus políticas de dividendo en efectivo. El objetivo de Bankia era repartir el exceso de capital que supere el nivel del 12% en la ratio CET 1 Fully Loaded en efectivo, lo que en principio chocaría con las recomendaciones de los organismos liderados por Christine Lagarde y por Pablo Hernández de Cos.

Además, la recompra de acciones tiene otros efectos, porque es un incentivo para las cotizaciones de las empresas que los ponen en marcha, que es un factor interesante para Liberbank y para la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri porque su comportamiento en bolsa durante 2019 ha sido negativo. Los dos se han colocado dentro del grupo de peores valores de la bolsa española en el año, con pérdidas por encima del 20 por ciento.

De hecho, el anuncio del programa, publicado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el 30 de diciembre, ayudó a las acciones, que se anotaron cerca de un 3%.

Leave a Reply