Ibex: el miedo al Brexit empaña la tregua en la guerra comercial

La bolsa española ha abierto con caídas del 0,5% para el Ibex 35, que se va a los 9.220 puntos. En el resto de Europa, el Dax alemán retrocede un 0,4%, el Ftse de Londres pierde un 0,2% y el Ftse Mib italiano recorta el 0,3%, El optimismo que se ha visto en la sesión asiática por la tregua en la guerra comercial alcanzada el viernes entre China y Estados Unidos ha quedado eclipsado por la preocupación sobre el Brexit, tras saberse que los líderes de la UE consideran que el plan del primer ministro británico, Boris Johnson, carece de detalles fundamentales, por lo que el acuerdo todavía está muy lejano. 

Dentro del selectivo español, los mayores retrocesos esta mañana son para ArcelorMittal, que se deja alrededor del 4,5%, mientras que IAG recorta el 4%, por un 2,6% que pierde Indra y un 1,7% que restan Sabadell, Ence y CaixaBank. También cotizan con retrocesos superiores al 1% gigantes como Santander, BBVA o Telefónica, y este mismo porcentaje se dejan valores como Bankia, Acerinox, Mapfre o ACS. Por la parte de arriba del selectivo, el mejor es Cellnex Telecom, que avanza el 1,2%, mientras que Ferrovial se anota el 0,9% tras consolidar los máximos históricos, lo que sigue dando fuerza de avance al valor, según explica el analista de Finanzas.com, Josep Codina. 

Los inversores aparcan esta mañana parte del optimismo que mostraron el viernes, cuando el Ibex 35 cerró con alzas del 1,86%, descontando tanto el buen resultado en las conversaciones por la guerra comercial como los avances del Brexit. No obstante, los analistas de Link Securities cometan esta mañana en relación con la guerra comercial que la reacción de los mercados «fue algo exagerada» y producto más bien del «alivio» entre muchos inversores que vieron cómo las negociaciones no se rompieron. Pero todavía queda mucho por negociar, en especial por el traspaso de tecnología, la propiedad intelectual y la manipulación de la divisa, aspectos en los que China no pondrá las cosas fáciles. 

Por eso mismo, los inversores tampoco lanzan las campanas al vuelo. «No nos dejemos llevar», dice Raoul Leering, analista de comercio internacional de ING Bank. «Queda un viaje muy difícil para que los negociadores estadounidenses y chinos lleguen a un acuerdo que realmente tenga sustancia», admite este experto. Lo mejor es el hecho de que ambos Gobiernos se han dado cuenta de que no podían seguir «estirando la cuerda» mucho más, ya que el conflicto estaba comenzando a pasar factura a sus economías, lo que políticamente no les interesaba, explican en Link Securities. En su opinión, este tema queda «aparcado» durante algunas semanas, aunque no tienen duda de que se volverá a hablar de él porque, como en el fondo saben las inversores, la solución definitiva va para largo. 

La peor noticia para las bolsas llega esta mañana desde el frente del Brexit, donde a falta de dos semanas para que se consume la salida del Reino Unido de la UE, el acuerdo está muy lejano. En Bruselas se piensa que hay muy pocos detalles sobre la propuesta de Boris Johnson y creen que es insuficiente. Por eso, se abren ahora 48 horas de negociaciones vertiginosas antes de que los líderes de la UE tengan que decidir en la cumbre que comienza el jueves si dan luz verde a la propuesta británica. «A pesar de los publicitados avances, el fantasma de un Brexit duro sigue muy presente y puede tener un impacto muy negativo en los mercados», apunta hoy Juan José Fernández-Figarés, director de Análisis de Link Securities. 

En la semana que hoy comienza, se abre de manera oficiosa la temporada de presentaciones de resultados del tercer trimestre, para la que los analistas esperan, en el caso del S&P500, una caída del beneficio por acción del 4,5%. De entrada, mañana será el turno en Wall Street de gigantes como JP Morgan, Goldman Sachs, Citigroup o Wells Fargo, entre otros. 

En los otros mercados, el euro/dólar ha abierto esta mañana ligeramente a la baja y marca cambio en las 1,1021 unidades, mientras que el petróleo de tipo Brent baja algo más del 1%, hasta los 59,82 dólares por barril. Además, el otro retrocede ligeramente hasta los 1.488 dólares por onza. 

Leave a Reply