China difundirá mañana otro flojo dato de PIB

China divulgará mañana el crecimiento del producto interior bruto (PIB) del tercer trimestre del año que, según las previsiones de los analistas, se situará en torno al 6,1 %, una décima menos que en el segundo, debido al impacto de la guerra comercial con Estados Unidos, entre otros factores.

La Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) informará sobre el ritmo de crecimiento de la segunda economía mundial en una rueda de prensa en la sede del Consejo de Estado (Ejecutivo) en Pekín.

La consultora Capital Economics figura entre los que pronostican una desaceleración del PIB -algunas firmas predicen una bajada de hasta el 5,9 % este trimestre- no sólo por la disputa arancelaria, sino también ante la menor demanda interna por las medidas para reducir la deuda.

En el primer trimestre de 2019, el PIB de China creció un 6,4 % y en el segundo un 6,2 %, lo que supuso la tasa de crecimiento más baja desde el primer trimestre de 1992.

Aquellas cifras ya constataban que China, pese a seguir avanzando a un nivel todavía alto, estaba inmersa en un proceso decreciente, algo que la ONE eludió al hablar de una tendencia «generalmente estable, regular y progresiva».

Según los últimos pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI), el país asiático crecerá un 6,1 % este año y un 5,8 % el que viene, una y dos décimas menos, respectivamente, que lo previsto en julio, y por debajo del 6,6 % de 2018.

No obstante, estos niveles de crecimiento estarían en la prudente línea del objetivo marcado por Pekín para este año, que en lugar de ser una cifra fija como en anteriores ocasiones se estableció en una horquilla de entre un 6 y un 6,5 %.

Al impacto de los aranceles estadounidenses, pese a que las dos partes llegaron el pasado fin de semana a un acuerdo parcial para dar tregua a la disputa, se suman otros factores como la contracción del comercio exterior y el mencionado debilitamiento de la demanda doméstica, que están ya retrayendo el PIB, según los expertos.

«El impulso de crecimiento es débil dado el decepcionante impacto que han tenido hasta ahora las políticas de estímulo del Gobierno. Se necesita una mayor flexibilización de estas políticas para apuntalar la economía y apoyar las importaciones», opina la firma Oxford Economics.

El informe que se publicará mañana incluirá también otros indicadores, como la producción industrial, el empleo o la inversión en activos fijos, que darán una amplia panorámica de la coyuntura económica china.

Leave a Reply