Bankia: el beneficio caerá el 13% en otro año de escaso brillo

Bankia no debería brillar especialmente mañana durante la presentación de unos resultados que se prevé sigan mostrando debilidad de los ingresos, en un entorno de bajos tipos de interés, que se podría ver impactado por la aportación de la entidad al fondo de garantía de depósitos.

Así, el beneficio neto en 2019 alcanzará los 607 millones de euros, de acuerdo con el consenso de analistas de Bloomberg, lo que supondrá una caída del 13% respecto al año anterior. En opinión de Nuria Álvarez, analista de Renta 4 Banco, «la debilidad de los ingresos seguirá siendo el foco de atención» de los inversores, con un margen de intereses que ya flaqueó en el tercer trimestre, y que quedará en el cuarto trimestre en 504 millones, un 1% menos respecto al último trimestre de 2018, justo la misma caída que calculan los analistas de Bloomberg Intelligence. 

Donde sí habrá buenas noticias es en la evolución de las comisiones netas, que alcanzarán los 281 millones de euros en el trimestre, según calculan los analistas de Barclays, lo que supondrá un incremento del 7% respecto al trimestre anterior. Ello estará en línea con las previsiones ofrecidas el mes pasado por la entidad. 

Por el lado de los gastos de explotación, en Renta 4 no esperan novedades sustanciales, aunque por el de las provisiones, consideran que podrían sufrir un «incremento significativo» debido a la aceleración en la reducción de activos problemáticos (que cifran en 600 millones de euros) y al impacto de la retasación de activos inmobiliarios adjudicados. 

Debido precisamente a estas mayores provisiones, y al cargo dotado para el Fondo de Garantía de Depósitos, la parte baja de la cuenta de resultados se puede ver especialmente afectada, hasta llegarse al caso de que incluso Bankia reporte pérdidas en el trimestre, como así pronostican en Barclays, cuyos analistas creen habrá números rojos por un millón de euros, o en Renta 4, donde calculan que la entidad podría perder 10 millones de euros. En conjunto, el consenso de analistas cree que el banco perderá en el trimestre 11 millones de euros. 

Con todo, tanto o más importantes que estas cifras serán las guías que ofrezca Bankia a los analistas de cara a los próximos trimestres. Y aquí habrá algunos aspectos donde los inversores pondrán la lupa. Por ejemplo, en la generación orgánica de capital. Según recoge Bankia en su plan estratégico 2018-2020, la entidad pretende repartir 2.500 millones de euros entre sus accionistas en forma de dividendo, pero para que esto sea posible, tendrá que generar este capital de manera orgánica. La cuestión es que en los resultados del tercer trimestre, el banco había generado tan solo el 51%, lo que no ha impedido que los directivos del banco nacionalizado sigan insistiendo con esta previsión. Así que los inversores estarán muy pendientes de las previsiones que haga la entidad a este respecto. 

Finalmente, los resultados se presentarán en un contexto donde los tambores de fusión vuelven a resonar con fuerza en el sistema financiero español. Y Bankia aparece en todas las quinielas. No obstante, los expertos no prevén que haya mucho ruido político, en el sentido de que el mercado da por hecho que la fuerza de Podemos en el nuevo Gobierno no es la suficiente como para desencadenar un cambio en la presidencia de Bankia.

Leave a Reply