Qué puede pasar con el dólar en la semana previa a las elecciones: dudas, certezas y algunas señales inquietantes – 19/10/2019

La trepada del dólar en el mercado secundario conocido como «contado con liquidación» abrió una nueva etapa en el circuito cambiario a pocos días de las elecciones presidenciales.

Mientras el dólar «oficial» estaba en $60 al cierre de la semana, el «contado con liqui» (resultante de comprar bonos con pesos y venderos en el acto para obtener dólares, una operación sofisticada y reservada a los que más conocen el mercado) había sobrepasado los $75.

La suba del dólar en el mercado marginal fue un indicador evidente de que la demanda se puso activa llevando la «brecha» entre ambas cotizaciones por encima del 25%, un nivel que en el mercado empieza a generar inquietud.

Mirá también


Una regla no escrita de los operadores es que el dólar tenderá a estabilizarse si la distancia con el paralelo es menor al 20%. De lo contrario, el termómetro indica que la temperatura va en ascenso y que se podría estar a la puerta de decisiones.

Entre las certezas que tiene el mercado una es que Guido Sandleris extremará sus esfuerzos para  mantener lo más tranquilo posible al dólar hasta el viernes.

De hecho, el Banco Central viene desembolsando diariamente reservas en el mercado para mantener la divisa a raya.

Esa intervención se ubica algunos días en US$75 millones y otros entre US$120 y US$140 millones y refleja la certeza del esfuerzo del Gobierno para asegurar la tranquilidad.

Mirá también


A eso se sumó una definición clave del ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, en el sentido de que el Gobierno no está pensando en endurecer el cepo vigente, que limita a los particulares a comprar hasta US$10.000 mensuales con destino al atesoramiento.

En los últimos días crecieron las versiones sobre que Sandleris podría reducir esa franquicia ante un «goteo» de reservas que, aunque controlado, no se detiene.

Puede considerarse otra certeza la afirmación de Matías Kulfas, un economista muy cercano al candidato Alberto Fernández y que se menciona como posible ministro en el caso de que el candidato del Frente de Todos gane el domingo próximo en la primera vuelta.

Kulfas dijo que un dólar de $60 «estaba bien», pero agregó incertidumbre diciendo que está «atado con alambre» por malas decisiones del Gobierno.

Si bien se pueden diferenciar las criticas y chicanas propias de la campaña electoral, los mercados toman nota de las definiciones de los potenciales gobernantes a partir de diciembre o de los que comenzarán a tener que decidir a partir del lunes 28 de octubre.

Si hay algo que quedó en claro en la economía de los últimos 30 años es que lo que pase con el precio del dólar importa y mucho.

Las variaciones del dólar tienen consecuencias significativas. Y como muestra muy reciente está el salto inflacionario de septiembre (el costo de vida subió 5,9%) como consecuencia de una trepada de 30% del dólar después de las PASO del 11 de agosto.

Desde ya que tanto la certeza de Sandleris (venderá dólares en el intento de evitar brusquedades) como la de Kulfas sobre que el dólar de $60 le parece adecuado, dependerán de la intensidad de la tradicional corriente dolarizadora en los días previos a la elección.

Tal vez un dato a favor sea que la dolarización de portafolios ya lleva meses de vigencia y, entre los economistas, hay consenso en que el dólar está en un nivel alto aunque los desbordes políticos siempre pueden meter la cola en un contexto preelectoral en que el candidato que cuenta com más chances de ganar se define como partidario de aplicar soluciones «ortodoxas» o «heterodoxas» según las circunstancias.

Las dudas sobre como será le negociación de la deuda pública, con el agregado de la expresidenta Cristina Kirchner sobre que planteará investigar el endeudamiento del Estado en el gobierno de Mauricio Macri, son solo algunas de las principales que tienen los empresarios y los operadores financieros.

A días de las elecciones, las palabras de compaña pesan, la dolarización también y sólo restaría esperar el resultado de la elección para correr el telón de las decisiones concretas que se vayan tomando para estabilizar una economía con más de 50% de inflación en el último año.

LGP

Fuente:

Leave a Reply