¿Qué hizo que el dólar se disparara durante el primer día de toque de queda en Guatemala? – Guatevision

La presión de divisas motivó a la activación de la regla cambiaria y el Banco de Guatemala (Banguat) salió a vender US$50 millones en cinco subastas de US$10 millones cada una, en una jornada atípica por la restricción de horario en el sistema financiero, para frenar la tendencia.

“Vimos una presión extraordinaria en el tipo de cambio con una demanda bastante fuerte y de esa cuenta se activó la regla para la venta con US$50 millones, no obstante, a ello quedó una demanda insatisfecha de US$25 millones”, explicó Sergio Recinos, presidente de la banca central.

Recordó que entre el jueves y viernes de la semana pasada salieron a vender US$50 millones por cada día, atendiendo esa demanda del mercado o sea han salido a intervenir con US$150 millones.

¿Por qué subió la demanda el lunes?

Julio Héctor Estrada, exministro de Finanzas, explicó que, como en todo tiempo de crisis, a las empresas se les recomienda tener efectivo a la mano, por lo que tienen autorizadas líneas de crédito con los bancos que están programadas, pero no desembolsadas. “Esas líneas se piden conforme se van necesitando” indicó.

“Como no se sabe cuánto va a durar esto, las buenas prácticas dicen que lo mejor es pedir el dinero de una vez, porque el dinero se va a necesitar hoy o en seis meses.

Los grandes operadores tienen desembolsos en quetzales y en dólares y los bancos deben dar los desembolsos, porque así se contrató, y salir a comprar”.

Según Estrada, esta necesidad de liquidez permite que los bancos están en una mejor posición para cobrar más caro –el precio del dólar por cada quetzal–.

“Basta con que un grupo importante de empresas diga que esto va para largo y necesita hacer una reserva de dólares, para diversificar el riesgo en el portafolio” indicó.

“Las empresas preparándose para la guerra, no es lo mismo tener una línea de crédito que tener el dinero en una cuenta bancaria” explicó.

Las exportaciones e importaciones podrían reflejar una desaceleración este año por el efecto del covid-19 y a su vez en la balanza de pagos que registra las cuentas comerciales del comercio exterior. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Incertidumbre local y mundial

Aclaró que este fenómeno no es exclusivo de Guatemala, si no del mundo, por el covid-19.

Recinos explicó que entre las causas de esta demanda están a las expectativas de una posible desaceleración de la economía local, una baja en el ingreso de remesas familiares, el tiempo que la economía internacional podría estar deprimida y el componente de temor en los agentes.

“Hemos revisado las cifras de divisas por remesas se mantienen altas y las exportaciones podría experimentar una desaceleración, pero no creemos que sea tan grande. Vamos a seguir en la participación a manera que no exista una volatilidad excesiva o muy grandes hacia una depreciación”, afirmó el funcionario.

También influyó que este lunes fue el primer día del toque de queda, que generó incertidumbre y que es normal ante una crisis.

Reconoció que el efecto puede ser temporal y existen suficientes reservas monetarias internacionales (RMI) para poder atenuar una fluctuación en el tipo de cambio.

El tipo de cambio referente del Banguat registró un incremento de Q0.08, agregó.

Pero en las instituciones bancarias cuentan con un margen de compra y venta, y Recinos detalló que la divisas se estaba cotizando en Q8.15, por la demanda extraordinaria.

“Hay varios temas como el covid-19 que están impactando más a nivel mundial especialmente a los Estados Unidos, que se han duplicado los casos y en Guatemala todas las medidas de contención han tenido éxito, pero de alguna manera el sector real está afectado”, puntualizó.

En todo caso, las autoridades esperan que la demanda no continúe con esa tendencia exacerbado, aunque reconoció que existe un poco de temor tanto por lo que acontece a escala internacional y a nivel local.

Las RMI alcanzaban este lunes US$15 mil 293 millones.

Para el director de UFM Market Trends, Daniel Fernández, “el coronavirus es la punta del iceberg, sabíamos que EE. UU. entraría en recesión e iba a cortar las remesas. En 2008 se caen hasta el -13% después de que crecían a ritmos del 17%, las remesas impulsan el crecimiento y explican el tipo de cambio”.

¿Cómo lo deben tomar los usuarios?

El funcionario instó a los agentes económicos a mantener la calma ya que hay suficientes divisas para cubrir nueve meses de importaciones -en dólares- como un seguro y cuentan con la capacidad de abastecer el mercado en cantidades fuertes, si es necesario.

“No se alarmen es un movimiento normal ante los acontecimientos mundiales y nacionales que debería de pasar rápido”, añadió.

Recinos precisó que hay una demanda real de dólares, pero que también supone que hay un componente especulativo y es lo que hay que atenuar.

“Tenemos que estar preparados para esos brincos. Guatemala tiene muchas reservas y un flujo positivo en la balanza de pagos. Quien tiene un portafolio fijo debe quedarse con el portafolio en tiempos de volatilidad. Que –los inversionistas y deudores– se esperen. Puede ser un tirón.

Cuando pase esto las empresas lo pueden regresar al sistema y con eso, el tipo de cambio. Hay que aprender a vivir con la volatilidad más alta” recomienda Estrada.

 

 



Fuente:

Leave a Reply