Para los analistas, la brecha entre los distintos tipos de dólar impactará sobre los precios – 23/10/2019

En una semana,y con las elecciones ya casi al alcance de las manos, la distancia que separa al dólar oficial de los dólares alternativos, como el Contado con Liqui (CCL), la variante que encuentran las empresas para hacerse de divisas para atesorar, prácticamente se duplicó. En cinco días pasó del 17% al 35%, aunque este miércoles retrocedió en torno a 30%. El dólar oficial cerró a $ 59 en el segmento mayorista, mientras el CCL terminó en $ 76 tras haber tocado los $ 80.

Los analistas económicos remarcan que este salto en la brecha va a impactar en la economía real y en el sistema financiero. En el primer caso porque le daría nuevo impulso a la inflación. En el segundo, porque llevaría a incrementar los controles y eventualmente, a desdoblar el mercado cambiario. 

Para Federico Furiase, de EcoGo, «la suba de la brecha hace que las expectativas de inflación empiecen a estar más asociadas al dólar implícito en la brecha que al dólar oficial«.

Mirá también

Respecto a la conexión entre la brecha y los precios, Victoria Giarrizzo, de Elypsis, dijo que «la certeza que tenemos es que el impacto sobre la economía real no será neutro». La ampliación del gap genera incertidumbre entre los empresarios que no saben a qué precio vender. «Por ahora lo que se está viendo es que hay muchas demoras en las entregas de mercadería. Solo se entrega lo que se paga de contado. Hay muchas cadenas esperando remarcaciones para después de la semana que viene«. 

A esto se agrega que «la dolarización está pegando muchísimo en el consumo. La gente está postergando consumo para cubrirse. Tanta disparidad genera especulaciones».

Para Gabriel Zelpo, de Seido Consultora, «la brecha podría ser un acelerador de la inflación, aunque no es el factor más determinante». En el mercado dan por hecho que tras las elecciones se reforzarán los controles cambiarios. Para Zelpo, lo que ocurrirá con la brecha dependerá del resultado de las elecciones. «Si hay ballotage no habrá cambios en la operatoria de controles de capitales. La brecha incluso podría bajar». El escenario cambia si gana Alberto Fernández en primera vuelta. «Tendría que empezar a haber cierta cooperación de parte del Banco Central para evitar que sigan saliendo los dólares. Fernández va a querer empezar su mandato con la mayor cantidad de dólares posibles, y eso supone instalar más controles».

Mirá también

Si bien el escenario más probable, y por lo tanto el que el mercado da por descontado, es que se confirme el triunfo de Alberto, Zelpo menciona que «podría haber nuevos shocks sobre el dólar. Dependerá de si empieza a despejar dudas acerca de cómo encarará su gestión y si da señales positivas para el mercado, por ejemplo, si anuncia que realizará un ajuste fiscal».

Giarrizzo opinó que «el dólar oficial está controlado, pero lo que ocurra la semana que viene va a depender de dos factores: lo que haga el Gobierno y lo que haga Fernández en caso de que gane. Lo que aún no se sabe es qué decisión va a tomar el Gobierno en caso de que pierda las elecciones, si va a dejar escapar al dólar o aumentará los controles. Eso es lo que empuja la brecha hacia arriba».

Para Nery Persichini. de GMA Capital, «este round de aumento de la brecha está en línea con la cercanía de las elecciones. Tanto el acto de Cambiemos del sábado como el debate dejaron la idea de que el gobierno puede ser más agresivo y esto podría generar que la transición no sea tan ordenada«.

En los últimos días cobró fuerza la versión de que el próximo gobierno podría desdoblar el tipo de cambio, al estilo de lo que hizo el kirchnerismo entre 2011 y 2015. Así, habría un dólar oficial para el comercio exterior y otro dólar más alto para el sector financiero y el turismo. 

Persichini consideró que «es probable que se vaya hacia algún tipo de desdoblamiento. Lo que se está viendo es que hay mucha demanda para el producto (el dólar) y no importa mucho el precio».  

«No veo desdoblamiento en el corto, no estamos pensando en ese escenario«, indicó Giarrizzo.

«La brecha creciente es un síntoma de que la demanda real de dinero no está estabilizada«, sostuvo Furiase. Y destacó que quien gane las elecciones «tiene que dar certidumbre al mercado y tratar de estabilizar las variables financieras con una negociación rápida de la deuda y con un programa monetario y fiscal consistente para empezar a sacarle presión a la brecha cambiaria».

Fuente:

Leave a Reply