La especulación del dólar | Blogs El Tiempo

Seguir este blog

Imagen: AFP PHOTO/JUNG YEON-JE

El alto precio que experimenta el dólar en Colombia es ocasionado por factores externos como el desplome del petróleo en los mercados internacionales y la sobreoferta mundial de materias primas. Asimismo, existen factores internos que contribuyen al alto precio de esa moneda como es la disminución de la inversión extranjera directa y la fuga de capitales.

No obstante, hay otros factores que no se pueden desconocer como es la alta especulación de las divisas, donde un pequeño sector se beneficia en perjuicio de las mayorías. Existe un constante vaivén entre los exportadores y los importadores en el cual, los consumidores no tienen voz ni voto a pesar de verse constantemente afectados por el mercado cambiario, razón por la cual urge la intervención del Banco de la República.

Factores externos

*El bajo precio del petróleo generado por la sobreoferta del mercado, tiene un efecto inverso en el precio del dólar. Adicionalmente, esto ocasiona que ingresen menos dólares por su venta a pesar de que Colombia produce un millón de barriles diarios que equivalen a un tercio de lo que producía Venezuela, el país con las mayores reservas del mundo. Por efecto, se reduce el presupuesto nacional y por tanto, habrán menos regalías para las regiones.

*La sobreoferta de materias primas a nivel internacional ocasiona que los principales socios comerciales de Colombia como es el mismo EE.UU, Europa y algunos países asiáticos; tengan numerosos proveedores con menores costos y como efecto de esto, se reduzcan las exportaciones colombianas. Por consiguiente, también ingresan menos divisas por ese concepto y se crea una desaceleración terciaria a nivel interno.

Factores internos

*La inversión extranjera directa ha disminuido por la incertidumbre respecto al proceso de paz firmado entre el Estado y la insurgencia y por la mala relación de Colombia con Venezuela. En otras palabras, la inversión que llegó al país atraída por el tema de la paz, se está yendo por culpa de la irresponsable beligerancia del actual gobierno. Como consecuencia, muchos proyectos empresariales se han estancado aumentando así el desempleo y la pobreza extrema. Algo lamentable pues a pesar de tal retroceso, Colombia sigue siendo considerada como una de las economías más importantes de América Latina.

*Otro de los fenómenos que ha experimentado el país en los últimos años es la entrada masiva de capital golondrina, dinero proveniente de fondos internacionales, algunos catalogados como fondos buitre, los cuales llegaron a colocar valores en el sistema financiero para obtener altos intereses en el corto tiempo. No obstante, es claro que el capital golondrina no se puede considerar inversión extranjera pues no genera empleo, no paga impuestos y se va tan pronto hay un ligero cambio en el mercado.

Otros factores

*En cuanto a la alta especulación que existe en el mercado cambiario, algunos exportadores están satisfechos por el alza del dólar ya que ven multiplicados sus ingresos cuando se convierten a pesos. Por el contrario, los importadores están muy insatisfechos ya que tienen que pagar más por traer sus productos y están vendiendo menos debido a los altos precios que ya empiezan a percibir los consumidores.

El mercado cambiario siempre actúa con gran especulación como si se tratara de un juego de monopolio sin tener en cuenta el bienestar de los consumidores. Existirán algunos factores que pueden ser racionales hasta cierto punto para justificar el incremento del dólar, pero hay muchos otros que son una incógnita y no están ligados al mercado.

Por todo lo anterior, el Banco de la República debería intervenir lo antes posible para evitar que el dólar siga subiendo sin freno. Alrededor del mundo, los bancos centrales suelen tomar medidas para evitar el descalabro de sus economías. Por ejemplo, en el año 2016 el Banco Central Europeo compró la deuda soberana de los países miembro al tiempo que inyectó 60.000 millones de euros mensuales con el ánimo de impulsar sus economías. A esto se suma que otros bancos centrales de diversos países, están empezando a vender dólares de forma masiva para bajar su precio.

Un aspecto que se debe analizar es que a Estados Unidos no le conviene que el dólar se fortalezca de forma tan exponencial ya que a mediano plazo, será contraproducente. Si los demás países no pueden sostener una devaluación tan grande de sus monedas, dejarán de importar y por tanto, de consumir productos estadounidenses. Algo que sería aprovechado rápidamente por otras potencias como China y Rusia. Además, una alza tan exponencial y tan especulativa del dólar, ocasionará que muchos países empiecen a negociar y a guardar sus reservas internacionales en otras monedas.

Como EE.UU. es el dueño de las máquinas que hacen los dólares, nuestros países deberían buscar alternativas para no depender tanto de esa moneda la cual muchas veces no cuenta con el respaldo que se piensa. La emisión de dinero y posterior colocación en el exterior es un fenómeno que no se ha investigado lo suficiente, pero que se debería tener en cuenta a la hora de calificar la conveniencia de cierta supuesta inversión extranjera, especialmente la que llega a inundar el sector financiero y otros sectores estratégicos de la economía.

Tal vez América Latina debería empezar a contemplar la implementación de una moneda regional para no depender del dólar ni del euro. Una moneda única facilitaría las transacciones internacionales a la vez que le daría mayor poder de negociación a nuestros países, especialmente frente a bloques como el de EE.UU. y Europa. Sin duda alguna, este sería un gran paso hacia la soberanía económica que tanto se anhela.

En el pasado existió una iniciativa que deberían estudiar nuevamente los diferentes gobiernos de la región como fue el Sistema Unitario de Compensación Regional más conocido como SUCRE. Y aunque se trató de un proyecto de unidad de cuenta y de valor y no de una moneda con organismo emisor de piezas y billetes, podría ser el principio de una poderosa divisa que acabaría con la dependencia del dólar y que le daría mayor estabilidad a nuestras economías.

Es ingenuo pensar que el alto precio del dólar hará crecer la economía ya que las exportaciones sólo benefician a un reducido número de empresarios. Además, el alto precio del dólar tampoco estimulará el consumo interno ya que los precios de los productos importados y de los viajes al exterior aumentarán. Por el contrario, el SMLV es estático y solamente se incrementa una vez al año, lo que claramente impedirá que crezca el consumo.

Asimismo, no se puede desconocer que el alto precio del dólar ocasiona que la deuda externa aumente exponencialmente, lo que la hará impagable y lo que podrá tener como consecuencia la imposición de nuevos impuestos tipo 4X100. Por ello, es urgente que el Banco de la República intervenga ya que las ganancias de las exportaciones sólo benefician a una pequeña minoría, mientras que el aumento del precio de los productos y de la deuda externa, perjudica a la mayoría de los colombianos.

(Visited 249 times, 12 visits today)

Fuente:

Leave a Reply