el impuesto del 30% frenó las operaciones en las casas de cambio de la ciudad « Diario La Capital de Mar del Plata

Mostradores prácticamente vacíos, pantallas encendidas sin espectadores, un Dólar blue que se separa cada vez más de la cotización oficial y escaso número de operaciones. La compra y venta de moneda extranjera “se frenó” en Mar del Plata desde la aplicación del impuesto del 30% para viajes al exterior y ahorro, y tanto en las casas de cambio como los actores del “mercado paralelo” advierten el escaso movimiento.

En pleno enero, el movimiento turístico en la ciudad no ve reflejado bajo ningún aspecto en las operaciones de compra y venta de moneda extranjera. Desde las distintas casas de cambio del centro marplatense reconocieron a LA CAPITAL que la actividad está “muy tranquila” y que decayó desde que el Gobierno nacional implementó el recargo del 30% bajo el denominado impuesto Para una Argentina Inclusiva y Solidaria (PAIS),

El Dólar blue se ubica a casi 77 pesos para la venta en cuevas financieras y casas de cambio, mientras que la divisa oficial sigue estacionada en los 63 pesos. A este último valor se le agrega el impuesto del 30%, que lleva la moneda extranjera a entre 81 y 82 pesos.

La tranquilidad opera como un denominador común en las distintas casas de cambio de la ciudad. En La Moneta, de Rivadavia y Córdoba, el Dólar oficial figura en las pantallas a 58 pesos para la compra y 63 pesos para la venta, junto a un cartel que advierte tener en cuenta (y sumarle) el incremento impositivo.

En Transcambio, ubicada en San Luis entre Rivadavia y Belgrano, los valores son los mismos -varían apenas por centavos- y el movimiento es igual de escaso. A pesar de la gran cantidad de gente que a todas horas pasa por el centro de la ciudad, son muy pocos los que se detienen ante las pantallas y aún menos los que ingresan a realizar operaciones.

Similar panorama se aprecia hace varios días en Jonestur de la Peatonal San Martín, con “muy bajo” nivel de operaciones, junto a las extensas filas para acceder a los cajeros de los bancos Nación y Provincia.

Dólar ahorro, turista y mercado paralelo

El “Dólar turista” concentra la atención económica, ya que se volvió el parámetro requerido para las compras en moneda extranjera, viajes al exterior y comprar de Dólares para ahorro. En los tres casos al Dólar oficial se le añade el impuesto del 30%, establecido por la ley de solidaridad y reactivación productiva.

La divisa para atesoramiento, que surge de sumarle el 30% de impuesto País a la cotización oficial, asciende en $81,87 en la ciudad. La demanda, en cualquiera de los casos, es considerablemente baja.

El impuesto “solidario”, que alcanza también a los pasajes de avión al exterior emitidos por empresas radicadas en el país, como Aerolíneas Argentinas, Latam Argentina, Flybondi o Jetsmart, marca cierta diferencia en los valores que se obtienen en el “mercado paralelo”.

Al grito de “cambio, cambio”, los “arbolitos” distribuidos en el centro de Mar del Plata -tanto sobre la Peatonal como en la avenida Luro- también reconocen el “poco movimiento” en torno a la compra de divisa, la cual comercializan en alrededor de 77 pesos, con variaciones diarias. “Siempre alguno aparece, pero está muy tranquilo. Lo tenemos más barato, pero hay más consulta que otra cosa”, deslizó uno de los operadores.

De acuerdo a la normativa y su reglamentación, el Dólar turista alcanza a la compra de billetes y divisas en moneda extranjera para atesoramiento o sin un destino específico efectuada por residentes argentinos; pago de bienes y servicios en el exterior; pago de servicios prestados por sujetos no residentes en el país; pago de servicios en el exterior contratados por agentes de viajes y turismo; pago de servicios de transporte internacional de pasajeros; y servicios digitales como Netflix, Spotify y Airbnb, entre otros.

Sobre este último punto, el artículo 17 del decreto emitido por el Gobierno nacional establece que para los “servicios digitales” el impuesto será del 8% y no del 30%, como aplica para el resto de los casos enumerados en la ley. En el caso de Airbnb, aplica incluso aunque el servicio de alquiler temporario contratado sea dentro de la Argentina, a menos que se abone en Dólares.



Fuente:

Leave a Reply