La fiesta del peso mexicano podría estar llegando a su fin ante crecientes riesgos

El USDMXN parece que está listo para reanudar su rumbo alcista, ya que los factores fundamentales se inclinan a favor del dólar estadounidense. El peso mexicano no ha logrado avanzar ante el billete verde con convicción a pesar los factores adversos contra el billete verde, motivados por las expectativas de rebajas en los tipos de la Reserva Federal. Esto podría atribuirse a la desaceleración económica de México, que tiene un perfil cada vez más pesimista. En detalle, el PIB de México se contrajo en el primer trimestre del año mientras que las previsiones de crecimiento del país continúan recibiendo revisiones bajistas.

Solicite aquí su guía completa sobre las perspectivas de trading del dólar estadounidense para el tercer trimestre de 2019.

De hecho, el banco central de México, Banxico, recortó su pronóstico del PIB de 2019 en mayo, y a principios de esta semana el FMI redujo sus propias expectativas de crecimiento del PIB mexicano para 2019 en siete décimas a 0.9%. Por ahora, se espera que la economía crezca menos del 1% este año. Además, con la abrupta renuncia del ministro de la Hacienda de México, Carlos Urzúa, se arroja otra capa de incertidumbre al panorama. Como tal, las perspectivas de recuperación para el peso mexicano continúan disminuyendo. A pesar de la probable ratificación del acuerdo comercial del T-MEC (USMCA), el desalentador panorama económico y político de México tendrán un impacto negativo en el peso en el mediano y largo plazo.

De manera adicional, las especulaciones de que Banxico recortará agresivamente las tasas de interés a fines de este año para ayudar a respaldar a su economía en crisis continúan creciendo, mientras que otra posible rebaja en la nota crediticia de Pemex también podría estar en el horizonte, ya que la compañía petrolera estatal se encuentra en apuros financieros.

En términos del tipo de cambio, el dólar estadounidense podría revivir si la Reserva Federal le brinda al mercado una perspectiva más optimista luego del primer recorte de tasas del banco central en más de una década, la cual probablemente se llevará a cabo en la reunión del FOMC del mes de julio.

Además, la posibilidad de que el esperado acuerdo comercial, T-MEC,no logre obtener respaldo legislativo aun es alta y por lo tanto representa una amenaza más para el peso mexicano. En última instancia, tampoco podemos descartar que también existe un riesgo eminente de que el presidente de EE. UU., Donald Trump, amenace con aumentar los aranceles en México para impulsar su agenda política de cara a las elecciones del 2020.

GRÁFICO SEMANAL USDMXN – 26 DE JULIO, 2019

*Haga clic en la imagen para agrandarla

La perspectiva técnica para el USDMXN también parece bastante atractiva. En cuanto a los gráficos, el soporte técnico definido por la línea de tendencia alcista extendida desde finales de 2015 debería mantener al par a flote. Al mismo tiempo, el ímpetu bajista del USDMXN ha disminuido con un oscilador RSI que muestra un potencial de tendencia alcista. Con esto en mente, el retroceso de Fibonacci de 38.2% del rango de cotización de 2017 podría servir como un soporte adicional para la fuerza compradora del USDMXN, alrededor del nivel de 19.200.

GRÁFICO DIARIO USDMXN – 26 DE JULIO, 2019

En el marco de tiempo diario, el apoyo de la línea de tendencia alcista de largo plazo se hace más evidente debido a los mínimos más altos en abril y nuevamente a principios de este mes. Si bien mantener el control de 19.000 probablemente será clave para que el sesgo alcista permanezca intacto, la oscilación a la baja en enero de 2019, cerca de los 18.870 podría servir como un nivel de stop-loss más apropiado para los toros del USDMXN. Al alza, la zona en torno a los 19.475 podría ser el próximo objetivo clave.

RECURSOS PARA LOS TRADERS:

Si usted es un trader principiante o experimentado, DailyFX tiene varios recursos disponibles para ayudarlo.

Escrito por Daniel Castaño, Equipo de investigación de DailyFX en Español

Leave a Reply