El paquete de estímulo fiscal de EE. UU. puede reforzar el ímpetu alcista del Russell 2000

PUNTOS CLAVE:

  • La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprueba el plan de rescate fiscal de 1,9 billones de dólares y envía la legislación al escritorio de Biden para su promulgación.
  • Los estímulos podrían reforzar el crecimiento y, por consiguiente, dar apoyo a los activos de riesgo vinculados al ciclo económico.
  • El Russell 2000 se encuentra en una buena posición para continuar subiendo a corto plazo gracias a las mejores perspectivas de recuperación.

Te puede interesar: La inflación de Estados Unidos lanza un salvavidas a la bolsa, el Nasdaq 100 acelera el rebote

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el miércoles el paquete de estímulo fiscal de 1,9 billones de dólares avanzado por el Senado el pasado fin de semana para hacer frente a la crisis económica provocada por la pandemia de coronavirus. De este modo, la legislación, que ya cuenta con la luz verde de ambas cámaras del Congreso, se dirige a la Casa Blanca para que el presidente, Joe Biden, pueda promulgarla como ley en los próximos días.

Los acontecimientos en el Capitolio no produjeron mucha volatilidad en Wall Street, aunque reforzaron ligeramente el sesgo positivo del mercado. La falta de una fuerte reacción se debió a que la ratificación del plan de rescate fiscal estaba totalmente descontada, es decir, los inversores ya habían posicionado sus carteras para este escenario.

En este contexto, el S&P 500 cerró la sesión con una ganancia del 0,6% en los 3.900 puntos, mientras que el Dow Jones consiguió trepar un 1,5% para concluir operaciones en los 32.300 puntos, un máximo histórico. Entretanto, el Russell 2000 subió un 1,8% hasta alcanzar las 2.285 unidades.

A corto plazo, a medida que los estímulos comiencen a fluir hacia la economía, el crecimiento de la actividad se acelerará y el mercado laboral ganará dinamismo, alimentando la confianza tanto de los consumidores como de los inversores. Esta coyuntura podría generar un ambiente más favorable para los activos de riesgo, particularmente los vinculados al ciclo económico. Dicho esto, el Russell 2000, con su fuerte composición cíclica, puede convertirse en uno los indicadores bursátiles que más se beneficie de la esperada reactivación en los próximos trimestres.

Aunque el aumento de los tipos de interés a largo plazo en Estados Unidos por las expectativas de una gran reflación ha sido fuente de incertidumbre, la situación ha empezado a estabilizarse, especialmente después de la publicación de los datos del IPC del mes pasado. Según el informe de febrero, la inflación subyacente creció un 0,1% m/m y un 1,3% a/a, una décima por debajo de los pronósticos.

Con una inflación que aún no muestra signos de ebullición, el empinamiento de la curva de rendimientos de la deuda observado en las últimas semanas podría ralentizarse, lo que permitiría a los inversores volver a centrarse en la recuperación y en las buenas perspectivas de los beneficios empresariales gracias a la demanda embalsada. Todo ello podría traducirse en nuevos máximos históricos para los principales índices accionarios de Wall Street.

Recomendado por Diego Colman

Solicita gratuitamente tu Pronóstico de los índices bursátiles

Descargar mi guía

HERRAMIENTAS DE FORMACIÓN PARA TRADERS

—Escrito por Diego Colman, estratega de mercados de DailyFX

Sígueme en Twitter: @DColmanFX

Leave a Reply