Caen los rendimientos de los bonos, ¿qué nos dicen sobre el futuro de la economía?

PUNTOS CLAVE:

  • Los miedos del coronavirus causan una huida de capital de la renta variable a la renta fija
  • ¿Qué es la inversión en la curva de los rendimientos de los bonos?
  • Descubre aquí que nos dice el mercado de renta variable sobre el futuro de la economía

No son pocas las noticias diarias sobre el impacto del coronavirus sobre la economía a nivel mundial y por subsecuente en los mercados financieros. Desde principios de febrero las noticias pesimistas sobre la expansión del virus han conllevado a una situación caótica en los mercados, causando la peor semana en los mercados de renta variable desde 2008, a la cual se suman las caídas generalizadas en el precio de las materias primas.

Pero un mercado que se ha beneficiado de todo este escandalo es el de renta fija, principalmente la deuda pública. Por primera vez en la historia, el rendimiento del bono a diez años de EE. UU., que se usa como medidor de la salud económica, ha caído por debajo del 1%. Cabe recordar que el rendimiento de un bono es inverso a su precio – cuanta más demanda, más caro el bono y por tanto más bajo el rendimiento que ofrecerá al invertir el dinero en dicho activo. Una huida masiva de capital desde la renta variable a la renta fija solo puede significar una cosa: los inversores tienen miedo.

Ni el oro, que suele ser considerado como un activo de refugio seguro en momentos de incertidumbre, se ha salvado de la masacre de los últimos días. El impacto esperado de la propagación del virus sobre las economías mundiales es tan grande que tan solo la renta fija parece ofrecer algo de consuelo para los inversores.

LA INVERSIÓN EN LA CURVA DE RENDIMIENTOS DE LOS BONOS

Los bonos de más duración están determinados por las expectativas de inflación y crecimiento económico en el futuro, que suelen ser estables. En cambio, los bonos de corto plazo, sobre todo el bono a 2 años, están determinados por las expectativas de los inversores sobre las decisiones monetarias de la Reserva Federal. Debido a esto, se ha dicho siempre que una inversión en la curva de rendimientos se considera una señal anticipada de recesión. Esto se da cuando el rendimiento de un bono con más duración cae por debajo del rendimiento con menos duración. Concretamente se usan el bono a diez años y el bono a tres meses.

La teoría económica dice que a mayor duración mayor rendimiento de un activo, dado la necesidad de prescindir del dinero por mayor tiempo. Cuando la perspectiva en las condiciones económicas empeora, los inversores suelen huir de la renta variable, invirtiendo sus fondos en los bonos, lo que causa un aumento en su precio y una caída en el rendimiento. La huida de capital suele darse hacia activos de larga duración para cubrirse de posibles eventos económicos que puedan darse en el corto plazo, por lo cual una caída del rendimiento de los bonos a 10 años por debajo del rendimiento de los bonos de 3 meses se considera una señal de recesión.

Gráfico 1: Rendimiento de los bonos de Estados Unidos en el último año

Y esto ha ocurrido en los últimos días. Como se puede ver el el gráfico 1, el rendimiento del bono a 10 años (en azul) se encontraba en 1.56 en el 20 de febrero, cuando el rendimiento del bono a tres meses (en rojo) se encontraba en 1.59, y esta relación inversa se mantuvo hasta el 2 de marzo.

¿SIGNIFICA ESTO ALGO BUENO O ALGO MALO?

Un poco de ambos. Si bien la inversión en los rendimientos es considerada algo malo, los rendimientos también han bajado para los bonos de corto plazo, una posible señal de esperanza. Aunque no están en mínimos históricos llegaron a ser cero durante los años posteriores a la crisis financiera de 2008 están en su punto más bajo desde finales de 2017.

Estos activos representan deuda pública que debe ser pagada pronto, y se mueven por razones diferentes a las de los bonos a largo plazo. Los compradores invierten en bonos a corto plazo – causando un incremento en su precio y caída en su rendimiento – si creen que la Reserva Federal va a reducir los tipos de interés. Eso haría que sus bonos fueran más valiosos.

Aun así, cabe tener en cuenta que la caída en el rendimiento del bono a tres meses se da por una huida masiva de capital hacia la renta fija, y la creencia de que la Reserva Federal reducirá los tipos de interés para ayudar a la economía. Esto no es necesariamente una buena señal, solo nos muestra que, a pesar de estar preocupados, los inversores encuentran alivio en la esperada ayuda del banco central

HERRAMIENTAS DE FORMACIÓN PARA TRADERS

—Escrito por Daniela Sabin Hathorn, Analista de Mercados

Leave a Reply