En Argentina, las startups se apresuran a adaptarse al nuevo impuesto al dólar

Esta publicación también está disponible en: Español (Español)

Contxto – El gobierno de Argentina está haciendo todo lo posible para controlarlo. En el caso de Argentina, a fines de diciembre, las transacciones realizadas con monedas extranjeras, como dólares estadounidenses, tienen un impuesto del 30 por ciento.

Esto ha afectado a muchas nuevas empresas en todo el país, ya que debe tenerse en cuenta en sus tarifas, lo que, por supuesto, afecta a los propios usuarios finales.

Impuesto del 30 por ciento

La premisa básica es que por cada transacción realizada en una moneda extranjera, el gobierno cobrará una tasa del 30 por ciento sobre el valor neto de la compra en la moneda extranjera. La tasa de conversión referencial a la que se le cobrará se basa en el valor de esa moneda especificado por el banco nacional de Argentina, el día hábil anterior.

Los usuarios verán este impuesto ya convertido a pesos argentinos en su factura de tarjeta de crédito o débito.

Entonces, por ejemplo, supongamos que un usuario hace un pedido anticipado de Resident Evil 3 en Amazon y lo cubre con su Ualá tarjeta de prepago. El juego en sí cuesta US $ 60 y sobre esa cantidad, el gobierno cobrará su arancel del 30 por ciento. Eso es un adicional de US $ 18.

Luego, estos US $ 18 se convierten a pesos argentinos al tipo de cambio del día hábil anterior. Este cargo adicional se mostrará en su factura de Ualá, junto con el costo de envío y otros impuestos.

Sin embargo, se esperan variaciones, ya que las fintech, los bancos digitales y otras instituciones financieras se esfuerzan por ofrecer tipos de cambio más atractivos que la referencia oficial dada por el banco nacional.

A quien afecta

Cualquier fintech o aplicación de pago que maneje monedas extranjeras tenía que encontrar estrategias para abordar esta nueva regulación. Esto dio lugar a que algunos, como Naranja X, suspendieran temporalmente su servicio para ajustar sus sistemas.

Otros, como Ualá, actualizaban su aplicación pero también se tomaban el tiempo para ilustrar cómo se cobraría el impuesto.

Este impuesto "solidario" se estableció teniendo en cuenta a los turistas y se aplicará durante los próximos cinco años.

Sin embargo, terminó golpeando los servicios de transmisión digital en el país, como Spotify. Los usuarios no pagan a estas empresas en dólares, eso sí. Pero, los planes de suscripción que venden están originalmente en dólares. El monto se convierte y luego se muestra en la factura del usuario en la moneda local.

Por lo tanto, mirar en exceso Netflix pinta para ser un asunto más costoso.

-ML

Fuente

Leave a Reply