Deslizar dólares: las aplicaciones de moneda argentina atraen a los ahorradores en medio de la crisis monetaria

BUENOS AIRES (Reuters) – Juan Martín Landa desliza un dedo por su teléfono inteligente, revisando cuidadosamente el último tipo de cambio. Está comprando dólares, uno de los muchos argentinos que recurren a aplicaciones para comerciar divisas después de un fuerte colapso en el peso del país el mes pasado.

Una mujer señala la aplicación Dolar Libre (dólar gratis) en esta imagen ilustrada tomada el 22 de septiembre de 2019. REUTERS / Agustin Marcarian / Illustration

Landa, un emprendedor de 38 años en Buenos Aires, utiliza una plataforma de cambio de moneda del prestamista digital Brubank después de que su salario aterriza cada mes, una parte rutinaria de organizar sus ahorros con una inflación superior al 50% y el peso un 33.5% este año.

Argentina, que tiene una larga tradición de ahorristas que acaparan dólares, fue golpeada en agosto cuando una derrota aplastante para el presidente Mauricio Macri en una elección primaria provocó una venta masiva de divisas y empujó al país hacia el incumplimiento.

El gobierno impuso controles de capital para detener la derrota a medida que las personas cambiaron sus ahorros a dólares. También buscó proteger las reservas de divisas, que cayeron en casi $ 12 mil millones en agosto, la mayor caída mensual en al menos cinco años.

“Tan pronto como los argentinos obtienen su salario, lo convierten en dólares para protegerse contra la depreciación de la moneda. Luego lo gastan poco a poco según lo necesiten ", dijo a Reuters Carlos Sicchar, fundador de la recientemente lanzada aplicación Dolares Libre.

La aplicación de cambio de divisas, que se traduce como "dólares gratis", permite a las personas comprar y vender dólares entre sí a una tasa de mercado libre. En su sitio web pretende "democratizar, innovar y facilitar el mercado de cambio de divisas".

Sicchar dijo que la aplicación, que comenzó a funcionar la semana pasada, vio transacciones por un valor de $ 30,000 en los primeros días y $ 100,000 en la primera semana. Los intercambios son legales y la aplicación dice que está aprobada por el banco central del país.

Otras aplicaciones introducidas recientemente incluyen Bull Exchange, Naranja X, Wilobank y Balanz, que lanzó una plataforma el año pasado y dice que ofrece los dólares al "mejor precio" las 24 horas del día. El atractivo es menores costos de comisión y operaciones más rápidas.

Argentina tiene una larga historia de crisis económicas recurrentes, lo que crea una falta de confianza en el peso local, una de las monedas con peor desempeño a nivel mundial este año.

Eso ha creado una demanda en dólares tanto a través de canales oficiales como ilícitos, y los ahorradores buscan las mejores tarifas.

"Compro los dólares de la aplicación porque es más barato, y prefiero hacer eso en lugar de sacar el dinero e ir de compras al mercado negro", dijo Landa.

Sin embargo, estos intercambios están limitados por nuevas reglas que limitan la cantidad de personas que pueden convertir en dólares a $ 10,000 por mes, controles que han creado una divergencia entre el precio oficial de la moneda estadounidense y las cotizaciones en el mercado negro.

Esa brecha se ha expandido bruscamente a alrededor del 10% durante el último mes, mientras que hay una brecha aún mayor entre la tasa spot y el precio promedio obtenido a través de las operaciones que utilizan la compra y venta de valores para convertir pesos a dólares.

Las aplicaciones afirman ofrecer el mejor precio oficial, reduciendo las tarifas y comisiones de los intermediarios. El martes, el precio promedio en dólares en varias aplicaciones fue de 58.6 pesos, en comparación con 60 pesos en las juntas financieras oficiales para comercios minoristas.

"Si hubiera un banco que vendiera más barato, todos irían a ese banco", dijo Daniel Vicien, director comercial del Fondo de Inversión Común Balanz, y agregó que la aplicación de cambio de moneda de la empresa había visto un gran aumento en los usuarios desde las elecciones primarias.

"Lo que los argentinos quieren de la aplicación es el mejor precio".

Reporte de Marina Lammertyn; Informes adicionales de Jorge Otaola y Hernán Nessi; Escrito por Maximilian Heath; Edición de Adam Jourdan y Steve Orlofsky

Fuente

Leave a Reply