Alemania e Italia no tienen sus propias monedas para manipular, pero el Tesoro de los Estados Unidos todavía tiene razón sobre ellas

En su bianual informar al Congreso Sobre el comportamiento de los socios comerciales de Estados Unidos, el Secretario del Tesoro de Estados Unidos dijo que China ya no era un "manipulador de divisas". El informe rebajó al país a la "lista de monitoreo" de 10 economías vigiladas para garantizar que sus políticas comerciales no sean injustas y perjudicial para los intereses de los Estados Unidos.

Alemania, Italia e Irlanda son los tres países Europeos en esta lista de posibles manipuladores de divisas.

Excepto por el detalle de que no tienen sus propias monedas.

Los tres países han sido miembros de la Eurozona desde la creación de la moneda común hace 20 años. Y no tienen un banco central que pueda "intervenir en el mercado de divisas", uno de los tres criterios en los que Estados Unidos basaría una decisión para declararlos manipuladores de divisas.

Pero mantén la risa: Washington tiene un punto. Al observar los argumentos presentados en el informe del gobierno de EE. UU., Es claro que en Alemania e Italia el documento podría haber sido escrito por funcionarios de la Comisión Europea o del Banco Central Europeo. De hecho, los mismos puntos se han hecho una y otra vez en los últimos años, para instar a Berlín y Roma a reformar sus problemáticos modelos económicos.

Por supuesto, los Estados Unidos lo miran desde el punto de vista de sus propios intereses nacionales: Alemania tiene un superávit comercial considerable con los Estados Unidos: $ 67 mil millones en el año que termina en junio de 2019. Pero la administración del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, tiene razón al señalar que El enorme superávit en cuenta corriente del país, $ 283 mil millones durante el mismo período, es el resultado del "crecimiento de la demanda mediocre" y las ventajas que ofrece el Euro, que no puede fortalecerse tanto como lo sería si fuera solo la moneda de Alemania. El informe llama a este "tipo de cambio efectivo real infravalorado".

En cuanto a Italia, el informe del Tesoro de los Estados Unidos también tiene razón al señalar que el considerable excedente del país resulta de la persistente falta de crecimiento y la incapacidad del país para decidir o implementar las reformas que abordarían los problemas a largo plazo de la economía.

Nada de esto sorprendería a los funcionarios de la UE y el BCE que han pedido reiteradamente a Alemania que reformara su economía orientada a la exportación y aflojara su política fiscal, y que Italia tomara en serio las reformas estructurales.

Pero el informe del Tesoro también ayuda a resaltar el problema de Europa con el resto del mundo. La Eurozona es masiva excedente de cuenta corriente crea un desequilibrio perjudicial para la economía global. Ahora es más grande que el de China, y ascenderá a € 390 mil millones este año, según el Pronóstico de la UE. Eso equivaldría a 3.2% del PIB; La administración de EE. UU. comienza a preocuparse por sus socios comerciales cuando ese número es superior al 2%. Se ha reducido desde el máximo posterior a la crisis del 3,8% del PIB, pero sigue siendo lo suficientemente alto como para hacer que el resto del mundo sienta que Europa está exportando sus problemas económicos a través de su cuenta corriente.

Trump a menudo tuiteó su frustración por el BCE cuando bajó las tasas, insinuando que estaba debilitando el Euro a propósito. Pero el Tesoro de los Estados Unidos lo sabe mejor y señala que el BCE "no ha intervenido en los mercados de divisas desde 2001". En cualquier caso, el nivel del Euro no es un objetivo de política del banco central, y difícilmente podría serlo, considerando las diferencias económicas. entre los 19 estados miembros.

Pero Washington no puede ser criticado por sus prescripciones políticas para Alemania e Italia. Parecen haber sido copiados y pegados de los comunicados más recientes del BCE y de los informes de la UE.

Fuente

Leave a Reply